Las redes sociales facilitan la participación de más jóvenes en proyectos solidarios.

Red social

Foto de geralt bajo licencia CC

“Igual que en la gestión de una empresa, la gente trabaja por objetivos; son nuevas maneras de afrontar problemas. No hay una permanencia en algo para toda la vida; ni un trabajo es para siempre ni las formas de solidaridad son únicas”, explica Angel Belzunegui, director de la Cátedra de Inclusión Social de la Universitat Rovira i Virgili (URV). “La gente joven se apunta a un proyecto, se lleva a cabo con éxito y cambia de causa. Y en eso las redes sociales son fundamentales por su rapidez. Son mecanismos y motores de movilización”, añade. Puede ser un concierto solidario, una campaña para recoger juguetes, dos tardes para envolverlos o una acción concreta organizada por el Banco de los Alimentos, una universidad o una entidad religiosa, aunque los voluntarios no sean practicantes. Ver más… (Fuente: La Vanguardia)

Anuncios

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s